OKRs, UNA NUEVA FORMA DE RETARNOS COMO ORGANIZACIÓN

Trazarnos objetivos muy ambiciosos para nuestras organizaciones y que sean difíciles de cumplir puede verse como un problema. Planes con una mirada retadora nos exigen al máximo y encontrar tropiezos en el camino para cumplirlos es parte natural del proceso.

Organizaciones como Google, Intel, Adobe y Airbnb, entre otras, están implementado en sus planificaciones corporativas métodos innovadores como los OKRs (Objectives and key Results, que en español se traduce como objetivos y resultados clave) Una manera distinta de pensarse como compañía, que permite trazar objetivos inspiradores que nos mueven a todo nivel dentro de la organización.    

Según Juan Andrés Ochoa, CEO de Castor compañía especializada en transformación digital y aplicaciones web, los OKRs son una manera de pensar y un método que nos ayuda a alinear a una organización, sus equipos y las personas en los temas importantes y con propósito.

UN POCO DE HISTORIA…

Se dice que los OKRs nacen en los años cincuenta con el Modelo de Gestión por Objetivos de Peter Drucker. Más adelante Andy Grove, uno de los cofundadores y primeros empleados en Intel Corp., toma varios conceptos de dicho modelo (como por ejemplo determinar los objetivos junto a los empleados, formularlos a nivel cuantitativo y cualitativo y lograr establecerlos desafiantes y motivadores) y crea oficialmente los OKRs.

Unos años más tarde Jhon Doerr, quien había trabajado en Intel, presenta este modelo a los fundadores de Google en donde había decidido invertir y lo populariza al promover su implementación en esta empresa.

APLIQUEMOS LA METODOLOGÍA

Si decides aplicar el método OKR en tu organización mejoras los procesos, flujos, comunicación e integración de las personas que forman parte de tu negocio, así que te servirá para fomentar una cultura de trabajo, tener objetivos claros y hacer crecer a tu compañía en muchos niveles.

Si decides emprender este camino ten presente que los objetivos te indican que quieres lograr. Lo ideal es que sean trascendentes, inspiradores y retadores. Por su parte los KR te indican cómo lograr dichos objetivos. Recuerda, deben ser medibles, específicos y con un marco temporal claro.

No te preocupes si piensas que no se van a cumplir, seguro la exigencia que estos representan te ayudarán a lograr grandes cosas en el proceso…ya lo verás.

Algunos objetivos pueden ser realmente aspiraciones, también conocidos como “objetivos de largo plazo”. Éstos no están pensados totalmente en la realidad, y es posible que no estén destinados a obtenerse de forma literal, pero lo importante es que están diseñados para exigir realmente a tu equipo de trabajo.

Larry Page, uno de los fundadores de Google dice “si te fijas un objetivo loco y ambicioso, y no lo concretas, aun así lograrás algo notable”. No te prepares para el fracaso. En cambio, debes estar dispuesto a impulsar tus capacidades; después de todo, los objetivos que se alcanzan fácilmente suelen tener un impacto mínimo tanto para los colaboradores como para la organización.

Rétate como compañía, esa es la clave del éxito de esta metodología.

 

ALGUNOS TIPS PARA AYUDARTE

Características de una cultura de OKR

Menos es más: Limitar los OKRs entre 3 y 5 por ciclo para elegir lo más importante

De abajo hacia arriba: Promover la implicación y llevar a los equipos y personas a crear  al menos la mitad de sus propios OKR con asesoramiento de los líderes.

Ser flexible: Las condiciones cambian, el objetivo ya no es práctico o incluso ha perdido relevancia.

Atrévete a fracasar: Los OKRs don ambiciosos, incómodos y posiblemente inalcanzables e impulsan a la organización a cosas nuevas. Se paciente y tener actitud de resolución para dar tiempo de aprehender.

Negociación: Los OKRs son un contrato social cooperativo donde el acuerdo colectivo es esencial para maximizar la consecución de objetivos.

Es una humienta: OKRs desvinculados de las bonificaciones para mejorar los resultados.

Finalmente queremos acercarte a unas palabras claves para implementar OKR en tu organización. Un esquema práctico que te guiará en el proceso.

COORDINACIÓN

Los OKR promueven la implicación y la innovación. Con la transparencia que proporcionan se comparten abiertamente los objetivos a todos. Así, los colaboradores vinculan sus objetivos a la estrategia de la compañía, identifican interdependencias y se coordinan con otros equipos.

CONCENTRACIÓN

Los OKR nos proporcionan la concentración necesaria para ganar. Las organizaciones que tienen un alto rendimiento se esfuerzan en especificar lo que es importante y dejan igualmente claro lo que no. Los OKR empujan a los líderes a tomar decisiones difíciles. Son una herramienta de comunicación precisa para los departamentos, los equipos y los individuos.

SEGUIMIENTO

Los OKR se basan en datos y los impulsan a las revisiones periódicas, la evaluación de los objetivos y el replanteamiento continuo. Una recomendación es realizar seguimientos trimestrales.

EXIGENCIA

Los OKR motivan para hacer más de lo que creíamos posible y así alcanzar la excelencia.

Poner a prueba las limitaciones y darnos la libertad de fracasar, hace que aflore nuestro lado más creativo y ambicioso.

EMPODERAMIENTO

Empoderar a las personas para alcanzar juntos lo que aparentemente es imposible. Generar culturas empresariales duraderas y de trascendencia. Avivar el fuego de la inspiración para todos los objetivos más importantes…los tuyos!!!

Comienza a implementar los cambios en tu organización. Rétate como compañía, ponte grandes metas. Confronta e impulsa mentalmente a tu equipo de trabajo. Aprende de los errores y gana conocimiento en cada proceso. Actúa e implementa OKRs, una excelente opción para mejorar como compañía en el presente y en el futuro.  

“La planificación a largo plazo no se ocupa de las decisiones futuras sino del futuro con las decisiones actuales” Peter Drucker.

Scroll Up