Gestión del talento en la era 4.0

Gestión del talento en la era 4.0

El camino hacia la innovación tecnológica en los procesos y las organizaciones es cada día una realidad más evidente. La llamada Era 4.0, que aunque a veces nos suena como al nombre de una película de Hollywood futurista, ha llegado para modificar, y en muchos casos mejorar, nuestros roles, tareas y formas de trabajo dentro de las organizaciones.

Pero empecemos por entender qué es y de dónde viene esta llamada nueva era tecnológica. 4.0 se refiere a una revolución industrial, claro que para llegar a ésta hemos pasado por la 1, 2, 3 (Mecanización de las industrias, líneas de producción a gran escala y la introducción de la electrónica y la informática a los procesos industriales) son los pasos que han sentado las bases para llegar a introducir la inteligencia artificial, la robótica, la transformación digital, Big Data y mucho más en nuestras organizaciones.

Hablemos más simple… ¿Conoces a Uber, Netflix, Airbnb o Spotify? Pues eso es parte de la Era 4.0; la tecnología aplicada a nuestra cotidianidad y nuestras empresas. Una transformación de los servicios ofrecidos desde lo tecnológico para el consumidor final.

Una vez la organización inicia el proceso de su transformación digital, son las áreas de gestión humana una de las raíces principales de este proceso. Su apoyo para el cambio de cultura institucional se hace fundamental. Además, los cambios y desarrollos para la gestión de los datos que tienen y su aplicación para el manejo del personal mejoran sustancialmente.

Uso de software, servidores, bases de datos en la nube y más, se vuelven las nuevas herramientas de trabajo para estas áreas. Una adquisición de nuevas habilidades que contribuyen, no sólo al colaborador en su formación personal, sino que además aumentan notoriamente la productividad y mejoran el desarrollo de cada rol en la organización.

Hagamos una aclaración importante… si tu organización ya tomó la decisión de realizar una transformación digital es vital tener presente esta ruta sugerida que te queremos compartir para obtener un proceso exitoso:

  1. Inicia con identificar lo que llamamos los “proceso legales”, es decir tener a todo tu personal con contratos legalmente constituidos donde cubras todas sus prestaciones sociales, además tener aplicados los temas de salud y seguridad en el trabajo y reglamentos internos.
  2.  Ten perfiles de cargos claramente definidos para cada rol dentro de tu organización. Mantelos actualizados y “vivos” donde las personas de la compañía puedan identificarlos fácilmente.
  3.  Ten las hojas de vida de tus colaboradores debidamente organizadas y siempre actualizadas. Y muy importante, súmale aspectos más profundos a los datos allí almacenados. No te quedes con su nombre, dirección y teléfono, suma sus gustos, metas, datos familiares, pasatiempos, etc.
  4. Aplica procesos correctos de incorporación y desvinculación del personal. No dejes nada al azar (capacitación inicial, información completa de su cargo o finiquito correcto y legal de su contrato)
  5.  Identifica los objetivos de cada rol de tu organización, para que apliques herramientas de gestión de desempeño respectivas y así tener bases de evaluación de las tareas del personal.
  6. Realiza una evaluación de competencias de tus colaborados. Identifícalas claramente y realiza planes de desarrollo de tu organización basadas en ellas.
  7. Evalúa y mide el clima laboral de tu organización. Conoce de primera mano la percepción de tus colaboradores en los aspectos de la cultura organizacional de la compañía.
  8. Inicia planes de formación para el personal. Genera acciones para capacitar en temas de tecnología a tus colaboradores.
  9. Realiza procesos de selección acordes a tus perfiles y coherentes con el cambio de cultura organizacional que vas a iniciar hacía la transformación digital.

Busquemos más ejemplos. Uno de los temas que ya están de salida en las organizaciones de hoy es el manejo de la información del talento en tablas de Excel, archivos interminables llenos de información que muchas veces se pierden de vista y muy pocas veces se actualizan, para esto nos ayuda, nuevamente, la tecnología, ya que existen software que permiten gestionar, almacenar y actualizar de forma eficiente cada dato y perfil del colaborador.

Estos llamados archivos de Excel, son reemplazados hoy en día por módulos donde se pueden gestionar los perfiles del cargo, selección de personal, clima laboral y desempeño. Herramientas de la Era 4.0 que ayudan a las compañías a dinamizar y mejorar cada uno de sus procesos.

Perfiles de cargo y Hoja de vida de los colaboradores 

Es una realidad que las empresas de hoy deben estar encaminadas desde el ser, y no sólo desde el quehacer de sus trabajadores. No basta con que una organización los conozca desde un enfoque netamente laboral, lo ideal es conocer detalles más personales de cada uno de ellos para poder tener estrategias claras sobre el manejo del personal.

Si las organizaciones tienen datos familiares importantes e involucran a estas en diferentes actividades, esto crea un vínculo muy fuerte del empleado y empleador, lo que

afianza no solo el sentido de pertenencia o compromiso con ellas, sino además mejora el rendimiento laboral de cada colaborador..

Selección de personal y desempeño 

Pero ahora veamos como la tecnología ha cambiado y/o mejorado la selección del personal. Es una realidad que la pandemia ha modificado muchos temas laborales, éste es sin dudas uno de ellos, y es allí donde la inteligencia artificial se impone, ya que las circunstancias obligaron, por ejemplo, a realizar video entrevistas, teletrabajo y medición del clima laborar de formas muy diferentes a las tradicionales.

Todas estas estrategias, sus módulos, desarrollos y su correcta implementación se realizan gracias a software o herramientas tecnológicas. Una manera en que la tecnología y su Era 4.0 aportan al mejoramiento y desarrollo de las organizaciones.

No temas a la tecnología y sus nuevas eras, únete a ella y avanza hacia el futuro y sus tendencias de mercado.

Scroll Up